El Ecoturismo permite una amplia gama de actividades e incluso juegos didácticos enfocados a los niños, con los que el turista tiene la oportunidad de pasarla bien a la vez que observa la naturaleza que le rodea.

Algunas de las actividades que contempla el ecoturismo es el senderismo, ciclismo, kayak, paseo a caballo, escalada, espeleología, buceo, paracaidismo.

Todas estas actividades deportivas permiten, al mismo tiempo que se disfruta, la observación del entorno. Es posible apreciar no solo la naturaleza, sino ir más allá y apostar por formas más extendidas como la observación geológica y la observación sideral del área.

Apostar por los viajes de turismo ecológico implica disfrutar y apreciar los atractivos naturales que la Tierra nos ofrece: paisajes, flora y fauna, animales en su hábitat natural. También la cultura, la sociedad y los poblados de estas áreas.

El ecoturismo es una actividad turística cuya finalidad es minimizar el número de daños que los turistas puedan generar sobre el entorno natural. Es un tipo de turismo muy relacionado con la ética que va más allá del mero disfrute del viajero.

También te puede gustar:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *