Como si se tratara de un cuento de hadas en el Xilitla, San Luis Potosí, existen unas cabañas o habitaciones que cuelga de árboles, inspiradas en los nidos de las calandrias o mejor conocidas como cenzontle de cejas blancas, se trata del hotel Tapasoli.

Este hotel busca ofrecer una experiencia diferente a los viajeros, sobre todo a las parejas, pues aquí se puede tener un momento de paz, de relajación, de alejarse del mundo y de estar acompañados uno con el otro. compartiendo la vida.

Las habitaciones de este lugar fueron pensadas para causar poco impacto a la naturaleza y convivir perfectamente con ella.

Todas las habitaciones están elaboradas con cable de acero para que resistan el peso y además están cubiertas con un material de la región conocido como “hoja de casa” y paja, y en su interior únicamente hay un colchón y cojines de tactopiel.

También te puede gustar:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *